Shopping trip por Londres

Hace unas semanas, estuve de visita exprés en Londres. Y, ya que a través de Instagram me pedisteis mucho que elaborara una especie de «guía» con mi experiencia, aquí os la dejo. Eso sí, no se trata de una guía cultural o turística (eso se lo dejo a google). Sino que os recomiendo sitios donde comer y, sobre todo, dónde comprar. Pues, al fin y al cabo, ese fue el motivo de mi viaje.

Estuve en Londres dos noches, por lo que el viaje fue bastante relámpago. Y es que en cualquier ciudad, tres días podrían parecer suficientes, pero Londres, con su amplitud, sus numerosas calles ,millones de personas y tiendas, te atrapan por completo y hacen que el tiempo pasen volando. Por eso, es importante que elijas bien tu alojamiento y, en la medida de lo posible, no te alejes demasiado del centro. Allí, el transporte público, sobre todo el metro, funciona de maravilla. Pero, aún así, no dejará de ser tiempo que pierdes en recorrer la ciudad. 

Nosotros nos alojamos en Notthing Hill que, honestamente, al menos para mí, es la mejor zona para quedarse. Bonita, tranquila y a cuatro paradas de metro de Oxford Circus.  Puro centro. Además, optamos por un apartamento ya que, si por algo no destaca Londres, es por su gastronomía y por su buen precio. Así que si quieres ahorrar en este sentido y no pagar 50 euros por dos pizzas (sí, duele), la mejor opción es tener un apartamento. 

Aun así, aprovechamos para comer fuera en alguna ocasión. Por ejemplo, para desayunar. No sé tú, pero a mí me encanta salir a desayunar y conocer lugares nuevos. Y, sobre todo, de un país distinto. En este caso, os recomiendo dos sitios que a nosotros nos gustaron mucho: The Breakfast Club y Jackson + Rye. El primero de ellos, es bastante conocido. De hecho, si buscáis en Google sitios dónde desayunar, será una de las primeras opciones que te aparezcan: sándwiches, gofres, tostadas… Tienen absolutamente de todo. Eso sí, te recomiendo que madrugues ya que la cola que se forma también será inolvidable.

Por otro lado, Jackson + Rye fue un sitio precisamente que descubrimos por no querer esperar la cola del primero. Y, para habérnoslo encontrado así de sorpresa, nos encantó. Desayunamos pancakes con bacon&maple que estaban espectaculares, y tostadas de salmón y aguacate. Creo que las fotos hablan por sí solas, pero por si no ha quedado claro: estaba todo delicioso. 

Para el resto de las comidas, intentamos hacer una pequeña compra en un supermercado que teníamos al lado del apartamento y preparar sándwiches ya que, como os digo, tampoco había nada que nos llamara la atención de forma loca. Bueno sí, había una. Si os queréis dar un capricho, os recomendamos 100% que  vayáis a uno de los que, sin duda, es de los mejores restaurantes de la ciudad y que seguro os suena: Stretxo. Sí, el de Dabiz Muñoz. ¡Una puta pasada! Es importante que reservéis antes de ir (a través de su web, con una semana de antelación no suele haber problema). Si has estado en el Stretxo de Madrid, te diré que más o menos es el mismo funcionamiento. Si no has estado, te obligo a que vayas, porque seguro que te va a encantar. 

Platos originales, con una marcada influencia asiática, sabores distintos, todo delicioso… ¡Para mí lo tiene todo! Además, a diferencia de Madrid, hay varios menús (desde 25 libras). Nosotros elegimos uno que eran 45 libras por persona e incluían seis platos y postre (Lunch Tasting Menu). Las bebidas fueron a parte, por lo que la comida fueron en torno a 100 libras. A destacar, el ramen de foie (que es de otro mundo) y la tarta de queso.

 

Si buscas una opción más económica, los puestos de Camden son una buena opción: perritos, hamburguesas, sándwiches, fish&chips, tacos… Hay absolutamente de todo y de todos los precios. Además, así puedes aprovechar por pasear por su mercado, que es una de las mejores zonas de la ciudad para comprar cosas distintas: desde souvenir originales hasta prendas y accesorios de imitación (cinturones Gucci, réplicas de bolsos…). Yo, en uno de sus puestos, aproveché para comprarme dos blusas que ya se han convertido en dos de mis favoritas en el fondo de armario. 

Siguiendo con la ropa, para mí hay dos paradas obligatorias en cuanto a marcas se refieren: Topshop y River Island. Sé que hay muchas más, y que esto va un poco en función del gusto de cada uno, pero para mí son lo más. Tienen una ropa distinta, original, con una calidad increíble… Y sí, ambas envían a España, pero sale bastante más caro que si lo compras allí. Sobre todo ahora que, al cambio, la libra está tan baja. También puedes aprovechar para hacerte con algo de Victoria’s Secret (esta marca solo se vende en Estados Unidos, Londres y Shanghai), o al menos pasear por su tienda enorme donde te volverás loca. Ah, y por si te encanta la ropa deportiva, Lillywhites tendrá que ser parada obligatoria: cuatro plantas dedicadas al deporte en pleno Piccadilly. 

Pero si yo me volví loca en algo fue con el maquillaje. ¡Hay tanto donde elegir! Marcas como It Cosmetics, Tom Ford, Daniel Sandler, Cover FX, Smashbox, Stila, Viceart, etc,. que en España apenas se pueden conseguir, allí las tienes por doquier. Y, aunque son muchas marcas, todas se encuentran concentradas en cuatro lugares básicos: Boots (tipo parafarmacia donde, además de maquillaje, podrás comprar champús, cremas…), Space &K, Selfridges y  Liberty (estos dos últimos, tipo El Corte Inglés).

Hay un montón de sitios más, pero para empezar, allí podrás encontrar un montón de marcas de maquillajes que aquí no se consiguen tan fácilmente. Otra opción es, si te gusta más pasear, te animo a que lo hagas por Carnaby Street. Allí encontrarás tiendas de MAC, Urban Decay, Too Face, brochas espectaculares como las de Spectrum, Pixi Beauty… ¡Un sinfín! 

En Covent Garden puedes disfrutar de tiendas exclusivas dedicadas a sus lineas de maquillaje de marcas como Chanel, Dior o Tom Ford. Y, por supuesto, la boutique de Charlotte Tilbury. Yo pensaba que, en un principio, el precio sería el mismo, pero no, allí sale un poquito más barato. Así que si eres súper fan de esta firma, no dudes en pasarte por allí. ¡Ah! Y para ofrecerte alguna otra opción más económica, aprovecha para visitar el H&M que tienes por allí. Su sección ‘beauty’ tiene un montón de cosas a muy buen precio.

Yo, cuando fui, me hice una especie de «wish list» que luego fui modificando según iba viendo las cosas. Pero, por si te sirve de inspiración, en esa lista tenía cosas como el Primer de Cover FX, el rizador de pestañas de Surrat, la CC Cream de It Cosmetics y su máscara de pestañas Superhero, las brochas de Spectrum, alguna de SmashBox, un colorete líquido de Daniel Sandler y polvos traslúcidos de Laura Mercier. 

Y con esto y un bizcocho, creo que hemos acabado esta shopping trip. No obstante, en mi perfil de Instagram tenéis una carpeta de destacados con toda la info de la ciudad. Espero que os haya gustado y, por supuesto, si tenéis alguna pregunta, no dudéis en decirme.  

¡Besos y feliz semana! 

 

 

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *